Madison & Bombo (Compañía Walter): blues amateur y bilingüe

(Izq.-Der.) Oscar Madison, Edu Fages, David Bombo y ...

Representando al blues en Móstoles: (de izq. a der.) Oscar Madison, Edu Fages, David Bombo y Juan Manuel Gómez

Texto: VÍCTOR CALZADA MUÑUMER

Una guitarra, una armónica y mucho sentimiento son elementos fundamentales que asumimos rápidamente cuando hablamos de blues. Así, al referirnos a los estilos de distintos lugares, debemos mencionar a aquellos músicos que ejercen de embajadores del blues de su zona. Buen ejemplo de ello son el cantante y armonicista David Bombo y el guitarrista Oscar Madison, dos músicos mostoleños que a lo largo de su carrera conjunta dentro del blues han tratado de hacernos llegar su visión moderna de las raíces del género. Partieron del dúo Madison & Bombo y más tarde, con la incorporación de Juan Manuel Gómez al bajo y Edu Fages a la batería, nació Compañía Walter, formaciones con las que continúan repartiendo blues.

En su primer trabajo Opera Prima (Delia Records, 2013), el grupo ya nos dejó ver su buen hacer en el blues en castellano. No obstante, su todavía esperado segundo trabajo, 2-ROUND, nos dejará ver la desenvoltura de Edu Fages con las letras en inglés, talento que nos ha dejado escuchar en algunos de sus directos. Compañía Walter, por lo tanto, se muestra como un grupo de blues sin ningún tipo de discriminación en cuanto al idioma, cuyas adaptaciones sacadas de su amplio conocimiento de los orígenes, funcionan de forma fantástica tanto en el escenario como en el disco.

Habéis empezado a anunciar nueva gira, 2-ROUND. ¿De qué forma la habéis planteado y cómo la habéis preparado?

David Bombo: El 2-ROUND es el segundo disco, así se va a titular. Vamos a grabarlo y a empezar a tocar por donde podamos. Ya sabes cómo va.

Oscar Madison: Lo de siempre, gariteando. Es la única manera de tocar.

Habéis anunciado nuevas incorporaciones como la de Jovis Fernández. ¿Cómo llega a Compañía Walter y qué papel va a tener?

OM: Jovis siempre ha estado ahí. Yo le conozco hace mogollón de años de la tienda [Musical Madison], de venir ahí como cliente. Luego ya empecé a tocar junto con él en proyectos míos, ensayando en el local, haciendo jams. Desde que montamos [Compañía Walter], cuando podía venía con su flauta al hombro y su saxo, últimamente con su saxo  alto y soprano. Esta vez ha sido un poco más porque…

DB: Va a colaborar en el disco y vamos a grabar un tema suyo también.

OM: Jovis tiene varios discos por ahí. Siempre lo ha hecho él sólo: guitarra y voz, con sus  temas y colaborando gente. Pero esta vez lo ha hecho más a saco. Con cada tema ha pensado en cierta gente, y entonces, va a ser un disco casi todo hecho con colaboraciones. Nos lo comento y dijimos: “¡pos claro!”

DB: Después de grabar con él en su disco le dijimos: “¡Aprovechamos y lo metemos también en el nuestro!”. Así que va a ser una canción que va salir en los dos discos.

OM: De hecho, en algún concierto así guapo que hay por ahí pendiente va a venir con nosotros para dar el color de los vientos. Tenemos viento de armónica, pero bueno, es saxo…

Colabora en el disco y también seguirá colaborando en directo como ha venido haciendo…

OM: Sí…

DB: Cuando llegue el dinero vendrá Jovis.

OM: Tenemos también a un amigo que se llama Gustavo Díaz, toca el saxo alto y ha venido muchas veces. Está bien rodearse de amigos.

DB: Este disco va a tener vientos con Jovis y con Gus.

2-ROUND viene precedido por Ópera Prima. ¿Cómo ha funcionado el disco?

DB: Opera Prima ha funcionado bien. Se ha vendido todo así que…

OM: Aun queda, pero poco.

DB: Para nosotros ha sido un éxito: recuperar todo y sacar para poder volver a invertir.

¿2-ROUND incluirá  temas propios, o seguirá los pasos de Opera Prima en cuanto a adaptaciones y versiones?

OM: De momento, esa es la línea de Compañía Walter: empaparse de los estilos clásicos y pasarlos por el filtro nuestro… Claro, componer ya son palabras mayores. Ya cuesta mantener esto de ir a ensayar todos, de sacar los temas entre todos, y cuando se compone hay que estar más encima. Es más trabajo.

DB: Van a ser versiones menos el tema de Jovis.

OM: También son versiones que casi quedan como temas nuestros porque son adaptaciones que David hace al castellano con su maestría y con su don. Coge la letra en inglés y le da un sentido.

DB: Coges un poquito de cada cosa e intentas que la canción siga diciendo lo mismo pero con las palabras de hoy en día y en castellano.

OM: Al final es lo que se ha hecho en el jazz, en el blues, es lo que casi siempre se ha hecho. Casi todos los clásicos han tirado de estándares antiguos. Tú coges un disco de B.B. King y casi todos los temas son de otros. Los ha cogido él, le ha dado su rollo, sus arreglos… Eric Clapton, por ejemplo, es el que más ha cogido de Bo Diddley, John Lee Hooker, de mucha gente. Y en el jazz pasa un poco lo mismo, están los temas del Real Book. Hay 2000 temas, pues de ahí coge la gente y se hace… Así va la Big Band de Bob Sands, coge estándares. O Tonky de la Peña… Cantidad de bluesmen tiran de clásicos…

En referencia a las adaptaciones y a los temas propios, ¿qué importancia le dais a cada aspecto y que retos suponen?

OM: En el blues al fin y al cabo está todo hecho, tú lo que puedes hacer es cambiar ritmos, cambiar letras… No vas a hacer un blues nuevo. Las frases son las que son. Y los estilos también. Al final el blues es algo de raíz, y esa gente lo hacía porque lo vivía en ese momento, era su estado de vida. Venía del racismo hacia los negros, del tema de los esclavos, todo eso lo han sentido ellos. Componer blues, al final, o lo sientes o…

DB: Puedes hablar de lo de hoy en día, pero siempre cogiendo el estándar, pero no puedes hacer…

OM: Te vas a otro estilo.

DB: Si te pones a componer, no compondríamos blues. Eso te lo digo yo.

OM: Gary Moore en su primer disco cogía temas de gente también. Lo pasó por su filtro del blues heavy, y al final igual compuso algo pero tiró un poco más del estándar. Ya se verá, llevamos muy poco también.

DB: Ahora mismo no estamos pensando en componer, estamos pensando en adaptar.

Sé que a la hora de cantar y escuchar blues hay gente que prefiere que se cante en inglés y  otra que prefiere que sea en castellano. ¿Vosotros qué creéis que aporta cada opción y dónde os sentís más cómodos?

DB: Nosotros cantamos en inglés y en castellano. En inglés canta Edu [Fages] a la batería, y en castellano canto yo. Cuando canto en castellano los temas, arreglo las letras para que hablen del día a día, que hablen de hoy con palabras de hoy. Edu canta los temas en inglés tal cual. Este segundo disco va a llevar temas cantados por Edu en inglés, o sea que le damos importancia a los dos aspectos. Yo escucho en castellano y en inglés. En mi caso, no sé inglés, no puedo cantar en inglés porque estaría engañando a la gente. Me identifico mejor cantando en español.

¿Cómo empezasteis a interesaros por la música, cómo llegasteis al blues y cómo habéis aprendido?

OM: Pues porque tiene que ser. Nos ha llegado un poco tarde porque habría que haberlo hecho antes, pero bueno. En mi caso, yo me dije: “a ver, ¿por qué no sé tocar blues bien?” Nos creemos que sí, pero no. Entonces te pones a estudiar, a sacarte cosas, a transcribir cosas… como sé armonía aproveché para transcribírmelo, analizarlo y tocar. Como decía el Lemmy de los Motörhead, antes del blues no había nada. Había canciones de los pueblos y la música folclórica pero claro, esta es una música que se ha llegado a popularizar en todo el mundo. Ha sido la base de toda la música popular: el pop, el jazz sobre todo, el rock, el heavy, el funk, el soul… todos los estilos vienen del blues. Todos los clásicos hacían blues porque era lo que había: los Beatles, los Rolling, Pink Floyd, Black Sabbath…todos. Luego se fue yendo a otro lado por las tecnologías: los amplis Marshall, Jimi Hendrix, las distorsiones…pero todo viene de ahí.

DB: Yo empecé en otro lado porque la gente con la que me juntaba no tocaba blues. Aquí en Móstoles no había nada de blues cuando yo empecé. Al principio tenía que estar tocando rock, tocando lo que tocaba la gente con la que me juntaba.

OM: Yo el grunge.

DB: Luego fui a Madrid a poner anuncios y ya empecé a tocar blues. Estuve un tiempo tocando blues, como unos siete años. Luego lo dejé, monté otra banda de rock n´roll con la que estuve otros ocho o nueve años, y luego, hace tres años o así, otra vez al blues. O sea que blues desde el principio no hemos tocado.

Aparte de las presentes en el primer disco (Little Walter, Carey Bell, Alan Wilson) ¿qué otras influencias recibís que son fundamentales para vosotros y para el grupo?

OM: Todo lo que sea de esa onda. Cuando buscamos una versión intentamos buscar lo más antiguo grabado que encontremos. Es decir, nos gusta coger una versión y buscar…

DB: Las raíces, partimos de ahí siempre.

OM: Las primeras grabaciones son las de los bluesmen de guitarra y voz: Robert Johnson, Son House, “Blind” Willie Johnson… Ellos se inventaban las estructuras, se inventaban lo que tocaban. Poco a poco se fue creando la estructura de doce compases, el meter otro instrumento de otro estilo como el jazz, la batería, el bajo… y entonces empezaron a salir los de Chess Records: Howlin’ Wolf , Muddy Waters, Little Walter… Little Walter enchufó el micro de un taxi a un ampli de guitarra y sacó el sonido de Chicago. Intentamos coger de ahí, de lo más antiguo que tengamos pero hay excepciones, podemos coger una versión nueva que nos guste como…

DB: “Skat”, que es de los Canned Heat. Pero si te pones a estudiar a lo mejor dices: “¡Ostia, este lo ha sacado de esta big band de los años 20!” Tienes que empezar a investigar: “¿Este tema de quién es?” Por ejemplo, el “Divin’ duck” que tocaban los Reyes del KO,  te pones a investigar y dices: “Este lo ha hecho tal en el 45 pero lo había hecho antes tal…”. Decimos: “Mira, esta nos gusta, vamos a ver de quién es…”

OM: Y sacamos un sonido moderno de lo que sabemos, como tocamos, nuestra manera de tocar, y la adaptamos un poco a nuestro rollo, a Compañía Walter.

¿Cómo lográis compaginar los distintos proyectos musicales en los que participáis con el trabajo diario?

OM: Como podemos.

DB: El trabajo diario es música. Bueno, tú tienes la tienda [Dirigiéndose a Oscar].

OM: Sí, yo intento tocar todo lo que puedo pero hay veces que no se puede. El objetivo es tocar todos los días y aprender. Y en nuestro caso juntarnos en el local con una versiones ya decididas, sacarlas y darle forma a Compañia Walter, lo que aporta el batería Edu Fages, lo que aporta el bajista -mi hermano Juanma-, David hace su rollo, y yo hago el mío.

DB: Trabajamos las versiones en casa, nos juntamos y las cambiamos. Cuando llegamos al local, la tocamos cómo es, y a partir de ahí empezamos a cambiarla.

OM: Hay veces que tienes que hacer arreglos porque también muchos de esos temas duran muy poco. En esa época, más de 2 minutos o 2 minutos y algo no duraban, era muy raro. Haces el tema, melodía, solo, voz y melodía y acaba el tema. Entonces, intentamos alargarla de alguna manera, algunas veces incluso hacemos algún arreglo. .

Estuve en el segundo concierto que disteis en el C.S.O. “La Casika” de Móstoles y me quedé impresionado cuando cantó Edu, vuestro batería. ¿Cómo surge la idea de que cante él algún tema?

OM: Edu es batería desde hace muchos años, está estudiando y demás, y toca desde hace mucho. Últimamente estaba cantando blues, entonces es una cuestión de él. En principio contábamos con él como batería, pero nos enteramos de que también cantaba, y joder, ¡canta muy bien!

DB: Son cosas que te das cuenta en el local. Dice: “Oye, ¿quién hace este tema?”. Dije: “Tío, pues yo  la traduzco o lo cantamos en inglés. ¿Quieres cantarlo tú en inglés? Pues venga”. Ahí empezó, y como lo hace tan bien, le estamos dando para que cante más.

OM: Así tenemos inglés y castellano. Porque luego vas a algunos sitios y si cantas en español no te quieren, en otros si cantas en inglés no te quieren. Hay opiniones para todos los gustos. Conocemos a gente que canta en castellano y ha tenido los mismos problemas, y hay sitios que sabemos que no programan blues en castellano. Lo puedo entender, imagínate una bulería en alemán o una muñeira en japonés. Pero  el castellano ya lleva mucho bagaje musical y hay gente que ya lo ha hecho: los Deltonos, M-Clan hizo mucho con su hard-rock sureño…

DB: Fede Aguado

OM: Yo lo que más veo es en inglés, los circuitos de blues madrileño casi siempre son en inglés, el 90% o más. Pero bueno, nosotros somos como somos. En un momento dado, cuando lo hablamos con David de montar esto, digo: “Tú tradúcelo. Porque al fin y al cabo, aunque digas “estoy jodido, no tengo dinero, no tengo trabajo”,  en castellano se entiende. En inglés hay muchos que no lo entienden.

DB: Realmente lo que cuentan lo puedes traducir, pero hay veces que dices: “Joder, me encanta este tema pero vaya letra tiene.”

Aparte de Edu, ¿hay alguien más en el grupo que tenga algún talento oculto?

OM: No, yo sólo toco la guitarra y David es un armonicista que canta de rebote.

DB: Yo canto mas bien por obligación, no por que me guste. En las bandas que he estado ha sido por no meter a otro, así que cantaba yo y llega un momento que…

OM: Se le da muy bien.

DB: A mí me gusta tocar la armónica. Si tengo que cantar canto.

Supongo que durante los años que lleváis tocando, habréis conocido a muchos músicos y amantes del blues. ¿Cómo es vuestra relación con ellos?

OM: Bueno, tampoco ha habido demasiada. A lo mejor más en la jam del Tonky [de la Peña].

DB: La relación con la gente es buena, bastante buena. Yo la verdad es que conozco a más gente de fuera de España que de España, por Internet y eso. Pero de la gente de aquí de Madrid con Tonky muy bien, con todos.

OM: Con Pablo Sanpa también. Pero no nos hemos movido tanto, hay que ir mucho a las jams, son muy tarde  tenemos familia y cuesta.

DB: Tienes que estar siempre en Madrid, siempre en los sitios a los que ellos van. Puedes ir una vez o dos al mes, pero juntarte a diario como ellos que se juntan a diario, nosotros no…

OM: Hay vida fuera del circuito.

DB: Pero nos llevamos bien con todos.

¿Alguna colaboración que hayáis hecho con alguien…?

DB: Por aquí con gente de Móstoles, pero con gente de Madrid no tanto.

OM: Edu Fages se hizo una gira por Galicia con Tonky de la Peña. De armonicista iba Marcos Coll de los Reyes del K.O. Edu ha sido un poco el que más ha mantenido el contacto directo con alguien profesional del blues. Nosotros somos amateurs.

¿Os gustaría compartir escenario con alguien en particular?

DB: Con Red House.

OM: Con B.B. King, vamos a ponernos ya aquí a lo alto.

DB: Con B.B. King también. Pero con Red House estaría muy bien.

OM: Hombre, esos están más cerca.

DB: Yo hablo de gente de cerca. Con Red House estaría de puta madre.

OM: Tampoco soy muy fetichista en ese sentido…

DB: Con los Reyes del K.O. si se volvieran a juntar también estaría de puta
madre.

OM: Con cualquiera… Para mí todos tocan de puta madre.

DB: No ha habido problemas, estaría de puta madre tocar con cualquiera.

¿Algún deseo para 2014 a nivel musical?

DB: Que funcione el 2-ROUND como ha funcionado Opera Prima por lo menos.

OM: Que siga habiendo sitios donde poder tocar.

DB: Sí, que cada vez hay menos… Y que no sea a comisión ni sea gratis. Que funcione todo bien…

Escucha Ópera Prima en la web de Delia Records

Advertisements